jueves, 17 de junio de 2021

CIRCET gana un contrato de VODAFONE y se niega a subrogar a la plantilla de Zener Plus

CIRCET ha ganado el contrato de instalación y mantenimiento que Zener Plus tenía con VODAFONE en diferentes provincias, entre ellas Navarra, Bizkaia, Guipúzcoa y Cantabria. En Navarra, Zener ha presentado un ERE para despedir al total de la plantilla, 27 trabajadores y trabajadoras. En Vizcaya y Guipúzcoa ya lo ha anunciado.

En Cantabria, la empresa informó a los 40 trabajadores y trabajadoras, que había perdido el contrato y que ahora pasaban a formar parte de la nueva adjudicataria, según el art. 74 del convenio del Metal de Cantabria. Sin embargo, cuando se presentaron en CIRCET para seguir trabajando, ésta les dijo que no los subrogaría y ahora están en un “limbo legal”, ni están despedidos ni están subrogados.

CIRCET es una empresa de capital francés que compró a Cableven en 2019. Cableven tiene convenio propio tras el descuelgue de convenio que realizó en 2013 en el que rebajó drásticamente las condiciones laborales, situando los salarios a importes cercanos al Salario Mínimo Interprofesional. Cableven dijo a los trabajadores y trabajadoras que sería temporal, pero ya nunca volvieron a las condiciones anteriores. El recorte de condiciones laborales le facilitó la venta a CIRCET, quien además se ponía en una situación ventajosa en la puja por contratos de las grandes operadoras.

CIRCET se niega a subrogar las plantillas de las empresas cuando gana zonas y esta vez tampoco quiere hacerlo. Miembros de UGT en CIRCET nos han explicado que la empresa ha aplicado la movilidad geográfica que consta en el convenio de empresa y ha organizado turnos rotativos de 15 días para enviar a trabajadores, sobre todo de las provincias de Sevilla, Cádiz, Huelva...al norte. Una minoría de trabajadores se ha ofrecido voluntariamente, mientras que la mayoría van obligados. Los trabajadores del sur estarán allí hasta que la empresa consiga contratar en la zona con las condiciones que ofrece, mucho peores que las de Zener Plus.

La negativa a la subrogación es un elemento clave y muy peligroso para nosotros. La subrogación garantiza las condiciones laborales, al menos temporalmente. Pero lo que quieren las empresas es competir con precios más baratos, bajando nuestros salarios para poder seguir sacando sus beneficios igualmente. CIRCET lo hace por sistema, con el beneplácito de VODAFONE, y cada vez vemos más ejemplos de empresas que intentan deshacerse de plantilla por esa vía.

Eso ha hecho Elecnor, que al perder zonas con VODAFONE, está intentando deshacerse de 12 trabajadores subrogándolos a las nuevas empresas. Les ha enviado cartas informándoles de que habían sido subrogados y las empresas que han ganado el contrato, se niegan a aceptarlos. Ahora los trabajadores se encuentran en un limbo legal, ni despedidos ni subrogados, sin cobrar el salario ni poder cobrar el paro, pendientes de que un juez decida en algún momento en qué empresa trabajan. También Cotronic, en un intercambio de zonas promovido por Telefónica, ha intentado subrogar a seis trabajadores a Elecnor. Ésta no ha aceptado la subrogación, y lo mismo, en un limbo legal.

No podemos dejar que se abra esa vía. La subrogación es imprescindible. Las contratas compiten entre ellas por los contratos ofreciendo mano de obra (nuestra mano de obra) más barata. La subrogación es lo único que garantiza que cuando gana una nueva contrata, al menos durante algún tiempo se mantenga la plantilla y las condiciones.

En definitiva, una de las consecuencias de estas operaciones comerciales, además de la situación dramática de los trabajadores y trabajadoras que se quedan sin trabajo en una grave crisis económica, es que se produce una bajada de condiciones laborales en el sector. Entra una contrata que ofrece peores condiciones laborales, no subroga y aplica movilidad geográfica mientras consigue mano de obra barata. En este caso, CIRCET, que además está dispuesta a hacerse con buena parte del trabajo en el sector. Actualmente ya cuenta con 1500 y su aspiración es llegar a contar con una plantilla de 3500 trabajadores en España.

Que CIRCET haya ganado el contrato de Vodafone, con todas sus consecuencias, son muy malas noticias, y se enmarcan en un ciclo de fuertes agresiones a las condiciones laborales en el sector, que deberíamos ser capaces de parar. En este caso, vemos como un descuelgue de convenio en 2013 implica que en 2021 esa empresa pueda dejar sin trabajo a trabajadores mejor pagados de otra contrata y extender sus condiciones por las zonas que va ganando. Es un ejemplo de cómo lo que ocurre en una empresa, afecta al resto del sector, y porque deberíamos luchar coordinadamente para impedir regresiones en cualquier empresa. Deberíamos ser muy conscientes de somos trabajadores subcontratados de Telefónica o Vodafone o Orange y que cualquier pérdida de condiciones de cualquier delegación subcontratada, acabará impactando negativamente en el resto de delegaciones, sea cual sea la contrata o subcontrata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Temporalmente, queda desactivada la opción de comentar anónimamente, debido al mal uso que se ha hecho de la misma. Desde ahora y hasta nuevo aviso, sólo se permiten comentarios firmados mediante una cuenta de correo de google.
Esperamos que esta medida no haga menguar el número de comentarios constructivos y de denuncia que se producían, ya que son necesarios para seguir haciendo frente a la precariedad del Sector.
Recordamos también que si alguien quiere denunciar algo de forma anónima, puede dirigirnos un correo electrónico a teleAfonica@ymail.com
Saludos