miércoles, 25 de noviembre de 2020

Ezentis Las Palmas va a la huelga.

Desde el Comité de empresa de Ezentis Las Palmas nos dirigimos a tod@s l@s trabajador@s para informar que la Dirección de la empresa nos ha reunido con el fin de imponer un cambio de horarios donde se trabajen 2 sábados al mes gratis y descansemos entre semana.

Por más que lo quieran disfrazar de negociar, la realidad es que lo quieren imponer.

Pero queremos dejar claro que este Comité luchará con todos los medios a su alcance para que retrocedan en sus pretensiones. Hemos decidido acordar la huelga como medio de lucha. Dicha huelga, aún sin fecha, será concretada en breve si la empresa persiste en su actitud.

No contenta con esto, la empresa ya ha despedido a algunos compañeros 

No somos esclavos al servicio de cuatro que se enriquecen con nuestro sacrificio.

Tenemos vidas fuera del trabajo y trabajamos para mantener a nuestras familias no para que la empresa y sus directivos ganen mas cada año. La conciliación familiar no es una frase vacía sino que significa que tenemos derecho a tener una vida fuera del trabajo.

Así que hoy más que nunca queremos recordar unas palabras de un gran luchador por la clase obrera.

Preferimos morir de pie que vivir arrodillados.



Compañeros este Comité fue elegido para luchar por los trabajadores y lucharemos aunque eso suponga un duro camino. Es el único camino para poder defender un futuro digno.

jueves, 19 de noviembre de 2020

El TSJC ratifica la sentencia contra COMFICA y Telefónica por contratar “falsos autónomos” de forma fraudulenta

Nos hacemos eco de una sentencia a favor de los trabajadores y trabajadoras. El 16 de septiembre, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) desestimó el recurso de COMFICA y Telefónica contra la sentencia sobre “falsos autónomos” de marzo de 2018 del Juzgado de lo Social. El TSJC ratifica que los 43 falsos autónomos que denunciaron estaban contratados de forma fraudulenta, y que la relación legítima era de “trabajadores por cuenta ajena dentro del régimen laboral de la SS.

La sentencia confirma que COMFICA proporcionaba a los autónomos la fusionadora y les ofrecía la posibilidad de adquirir material (descontándoles después una cantidad en las facturas giradas por los trabajadores). Los trabajadores contratados como autónomos utilizaban el almacén de la empresa como lo hacían los trabajadores en plantilla. Era COMFICA quien distribuía y organizaba el trabajo de los “autónomos” con un sistema informático propio y mediante responsables contratados en plantilla. Periódicamente participaban en reuniones de coordinación con personal de COMFICA.

Esta sentencia demuestra una vez más que la subcontratación es una puerta abierta al fraude. Sin embargo, la sentencia no obliga a COMFICA a contratar a estos trabajadores en plantilla. La legislación laboral actual permite que las empresas contraten fraudulentamente de forma generalizada sin consecuencias serias. La subcontratación generalizada debe prohibirse y tenemos que luchar con todas nuestras fuerzas para que eso ocurra.

Estas sentencias son muy importantes, y como ya hemos dicho en otras ocasiones, fruto del trabajo de todos estos años, (de hecho, estas denuncias concretas se presentaron el 2014, aunque anteriormente ya se habían presentado en otras empresas, en años anteriores). Muchas de estas denuncias terminaban bloqueadas, perdidas en el marasmo burocrático, paralizadas por cambios en Inspección, o directamente se perdían ante alguna encerrona empresarial que contaba con la ayuda de más de un falso sindicalista corrupto (sí, también los hay, falsos sindicalistas)

Fue, sin lugar a dudas, la huelga de 2015, y sobre todo la repercusión y seguimiento, tanto laboral como social y mediático que tuvo la misma en Barcelona, la que provocó la intervención de la consellera de Treball, Dolors Bassa, para aunar todas las denuncias y nombrar un equipo especial de seguimiento de las mismas, con el resultado que ya conocemos: una Resolución que declaraba ilegal tener a falsos autónomos sin cotizarles la seguridad social y como si no fuesen trabajadores.

El siguiente paso a la resolución fue demandar judicialmente a las empresas, que es lo que han hecho la Tesorería de la Seguridad Social y los autónomos. Ahora recogemos el fruto a modo de colofón de todo este esfuerzo.

Sin la huelga de 2015, todo esto dormiría el sueño de los justos. Fue sin lugar a dudas la movilización y la entrega en la lucha de tantos y tantas compañeras durante tantísimos días la que ha posibilitado que hoy estemos donde estamos.

Ahora hay que dar un paso más. El gobierno está negociando con patronal y sindicatos mayoritarios una modificación legal que afectaría a la subcontratación. Debemos presionar en los centros de trabajo y en las calles con una campaña de movilización e información para que dicha modificación legal se traduzca en igualar los salarios y condiciones laborales a la empresa matriz, la que subcontrata los trabajos, consiguiendo así prácticamente la desaparición de la subcontratación del trabajo.

sábado, 14 de noviembre de 2020

ELECNOR DESPIDE A UN TRABAJADOR DE ADUNA. ¡HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO!

 

Elecnor despide a un trabajador de Aduna

¡Hasta aquí hemos llegado!

Según nos han comunicado durante el fin de semana (tanto el trabajador afectado, como responsables de Elecnor en Gipuzkoa), el pasado viernes día 6 de noviembre Elecnor ha comunicado EL DESPIDO FULMINANTE POR BAJA PRODUCCIÓN de Borja, trabajador de Aduna, adscrito al contrato de Jazztel-Orange.


UN DESPIDO INJUSTIFICABLE POR UNA SUPUESTA BAJA PRODUCCIÓN.

Últimamente asistíamos preocupados a una serie de bajas en forma de despidos de algunos compañeros que decidían voluntariamente no volver a trabajar para Elecnor, renunciando a su defensa y cerrando una etapa laboral en esta empresa, que más bien parece una trituradora de personas que un lugar donde desarrollar un futuro profesional digno.

Estos movimientos nos hacían temer que tarde o temprano íbamos a encontrarnos con un despido injustificado y no aceptado por el trabajador. Ese momento ha llegado con Borja, técnico de Instalación y Mantenimiento de Aduna adscrito al contrato de las operadoras de Telecomunicaciones Jazztel/Orange.

El vienes pasado, día 6 de noviembre, la empresa le presentó la carta de despido por razones de un supuesto bajo rendimiento, la carta literalmente dice: La dirección de la empresa ha podido constatar que el trabajo que Vd. Ha venido desarrollando durante los últimos meses no responde a las necesidades ni a los objetivos establecidos por la Empresa, por lo que entendemos que al no adecuarse su rendimiento al que requiere su puesto de trabajo, procede adoptar la decisión que se le comunica.

Ante esta decisión de la empresa, tanto desde el Comité de Empresa, como de la sección sindical de ESK le decimos a la empresa que ¡HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO!

NO VAMOS A ACEPTAR ESTE 

DESPIDO

Es un despido totalmente arbitrario e injustificado. Borja se ha puesto en contacto con nosotros y nos solicita su defensa. Es un trabajador con una trayectoria impecable en esta empresa, bien considerado por sus mandos intermedios y sus compañeros, y además nunca ha sido amonestado ni avisado de una posible bajada de rendimiento, que es lo que la Empresa alega.

No sabemos qué es lo que se les ha pasado por la cabeza a los responsables de la empresa ejecutando este despido. Lo que sí sabemos es que recientemente se ha asignado actividad de ese contrato de Orange a un mínimo de 10 técnicos subcontratados en Gipuzkoa, es decir, la empresa alega baja producción, mientras a su vez subcontrata actividad sin control alguno para supuestamente subir esa producción.

Hacemos un llamamiento a la cordura a los responsables de Elecnor. Este despido pone en evidente peligro el frágil equilibrio de “paz social” existente hasta ahora, y nos asoma al precipicio de derivar a una vuelta al pasado reciente que trascenderá al contrato de la operadora afectada, y puede generar escenarios de tensión no deseados por nadie.

Desde el Comité de Empresa se ha solicitado una reunión urgente para hablar de este despido, y mientras tanto hemos celebrado una asamblea del conjunto de trabajadores y trabajadoras de Elecnor GIPUZKOA, y en la cual hemos decidido un calendario de paros para luchar por la readmisión del compañero despedido.




martes, 10 de noviembre de 2020

Un juez condena a Telefónica a contratar a un técnico subcontratado o indemnizarlo con 65.200EUR

Un técnico informático subcontratado que trabajaba en la central de Corts, ha ganado la demanda que interpuso contra Telefónica por despido en una situación de cesión ilegal de trabajadores. Aunque la sentencia no considera el despido nulo, como demandaba el trabajador, reconoce que el despido es improcedente y se produjo en contexto de cesión ilegal, por lo que condena a Telefónica a contratar al técnico en plantilla, pagándole los salarios que ha dejado de percibir, o bien a indemnizarlo por despido improcedente calculando el salario de los técnicos en plantilla, lo que equivale a 65.200,59 euros. Tanto Telefónica como el trabajador han recurrido la sentencia. Éste último porque considera que con el despido se vulneraban derechos fundamentales, lo que sería motivo de despido nulo y por tanto, podría ingresar en la Telefónica.

El trabajador estaba contratado por la empresa DYCEC desde el 2004 y trabajaba para Telefónica como técnico de sistemas informáticos de grupo III. En junio de 2014, la empresa subcontratada fue declarada en concurso de acreedores, proceso que culminaría con el despido de todos sus trabajadores en julio de 2018. A algunos de ellos se les ofreció la opción de ser subrogados por la nueva contrata. El trabajador demandante no aceptó esta opción, ya que consideraba que debía seguir trabajando directamente para Telefónica, en línea con la sentencia.

En abril del 2018, el trabajador interpuso denuncia a Inspección de Trabajo por cesión ilegal. Envió un burofax a Telefónica manifestando su voluntad de seguir trabajando para Telefónica en plantilla cuando se extinguiera el contrato con DYCEC. Con este objetivo, también mantuvo conversaciones telefónicas con responsables de la empresa matriz. Desde Telefónica le dijeron que eso era imposible porque “se trataba de un servicio externo”. Sin embargo, Inspección de Trabajo decía que era competencia del Juzgado de lo Social n.º 12 decidir si se trataba de un caso de cesión ilegal, el juicio fue archivado hasta que se resolviese la demanda por despido en situación de cesión ilegal que tratamos aquí.

Felicitamos al compañero por no haber cejado en su empeño y por la sentencia, aunque lamentamos que la justicia no admita el despido nulo y deje a Telefónica la facultad de decidir si lo readmite o lo indemniza por despido improcedente. Esta decisión debería estar en manos del trabajador.

La subcontratación es un grave problema para los y las trabajadoras: las plantillas propias son sustituidas por plantillas de diferentes empresas en las que se cobra mucho menos, los riesgos laborales aumentan y resulta difícil organizarse debido a la fragmentación. Esta sentencia es una gran noticia, ya que muy pocas veces se denuncia la cesión ilegal. Muchos trabajadores y trabajadoras que se encuentran en esta situación, quizá ni saben que pueden denunciarlo. Por ello nos gustaría dar máxima difusión al caso y también a las circunstancias concretas para animar a cualquier persona que se encuentre en una situación similar a que se atreva a denunciar.

En este caso el trabajador trabajaba en las instalaciones de Telefónica (Corts), prestando servicios de análisis de la Integridad de la Información de “Geiser” (apoyo a usuarios, resolución de incidencias, administración y depuración de datos). Estaba contratado por DYCEC, que tenía estructura empresarial, pero su jefe directo era personal de Telefónica, él y sus compañeros subcontratados se autoorganizaban para las vacaciones pero se lo comunicaban a Telefónica para que el servicio quedara cubierto. Utilizaban todas las instalaciones y herramientas de Telefónica y aunque DYCEC pagaba un alquiler, el juez no lo ha considerado relevante, ya que en la factura solo hay una cifra y no hay ningún detalle de circunstancias, datos...

En definitiva, el juez constata que, aunque exista un contrato de trabajo indefinido con DYCEC, dicha empresa se ha limitado a proporcionar mano de obra a Telefónica, lo que constituye cesión ilegal. La ley de la subcontratación es muy generosa con las empresas y permite que haya esta “cesión de mano de obra” si se cumplen ciertos requisitos fáciles de solventar en el mundo empresarial. Es necesario cambiarla y para ello debemos presionar fuertemente al gobierno, que prepara una modificación legal junto con patronal y sindicatos. Debemos movilizarnos para que la modificación favorezca a trabajadores y trabajadoras. Y mientras tanto, es necesario que denunciemos todos los casos en los que haya posibilidad de ganar.

Si conoces a alguien que está en esta situación, hazle llegar este comunicado y si estás en esta situación, ponte en contacto con nosotros.

viernes, 6 de noviembre de 2020

ESTAMOS ANTE UN RETO HISTÓRICO: HAY QUE ACABAR CON LA SUBCONTRATACIÓN. A IGUAL TRABAJO IGUAL SALARIO

 

Saludos compañer@s.

ESTAMOS ANTE UN RETO HISTORICO PARA LOS Y LAS TRABAJADORAS DEL SECTOR

HAY QUE ACABAR CON LA SUBCONTRATACIÓN. A IGUAL TRABAJO IGUAL SALARIO

Desde la Coordinadora Estatal de comités y secciones sindicales de nuestro sector, con representantes de los trabajadores de múltiples provincias, secciones sindicales y empresas, hemos estado manteniendo reuniones periódicas, intercambiando información y tomándole el pulso al sector. Fruto de ello, hemos detectado una clarísima involución en las condiciones laborales del sector, que nos aproximan a la casilla de salida del 2015, otra vez.

El fenómeno de la subcontratación es un evidente recurso económico de las empresas, que si bien en pocos casos, de especialización extrema, puede estar justificado técnica y organizativamente, la utilización de la cadena de subcontratación en las tareas propias y cotidianas de las empresas tiene como única justificación la rentabilidad económica.

¿Y cómo puede ser posible la rentabilidad económica de la subcontratación?

Fuera de los casos de especialización evidente, tareas infrecuentes o en ámbitos territoriales no habituales ni prolongados en el tiempo, la rentabilidad económica de la subcontratación solo se explica en la reducción de costes:

- Laborales. En primer lugar, fragmentación de la unidad de las plantillas. En lugar de una sola plantilla, hay toda una retahíla de empresas que dificultan la defensa sindical y la negociación colectiva. Esto conlleva degradación de las condiciones laborales con convenios fuera de sector, con pequeñas o medianas empresas sin representación de los trabajadores o con representaciones total o parcialmente amarillas, lo que impide la mas mínima defensa de los trabajadores e incluso que se hagan pasar intereses empresariales por propios de los trabajadores. Es suficiente que una empresa que está buscando mayor flexibilidad, se procure la mano de obra en un marco diferente al del contrato de trabajo, para escapar de la regulación y jurisdicción laboral, a la mercantil, y a todas las restricciones ligadas al contrato de trabajo.

- Sociales. La subcontratación perjudica la estabilidad laboral y los menores salarios suponen cotizaciones mas bajas, transfiriendo un dinero que sería destinado a salarios y cotizaciones sociales en una empresa, a beneficios empresariales con una exigua fiscalización. Además, al contrario de lo que se dice, ello no repercute en ninguna mejora del mercado laboral ni en mayor viabilidad de las empresas. En cuanto disminuyen los beneficios, no tardan en acogerse a ERTES por causas supuestamente “objetivas”.

- Seguridad. El difuso seguimiento de la cadena de subcontratación, con microempresas e incluso trabajadores autónomos, dificulta la vigilancia de la seguridad en el trabajo, tanto por los delegados de prevención, como de la acción inspectora de la autoridad laboral, siendo tanto el coste de las posibles sanciones como el de los accidentes y enfermedades laborales, que recaen sobre las mutuas o el propio autónomo, rentables a ojos vista.

¿Cómo afecta la subcontratación al sector de las telecomunicaciones?

En el sector de las telecomunicaciones confluyen en una tormenta perfecta todas las anteriores circunstancias, especialmente en el ámbito de la instalación y el mantenimiento de las redes y servicios de telecomunicaciones, actividad esencial, debido principalmente a no estar adscritos físicamente a un centro de trabajo.

La instalación y el mantenimiento de líneas y servicios de telecomunicaciones por parte de las operadoras, constituye claramente una actividad esencial en el negocio, en un territorio de presencia permanente y sin especialización mas allá de la propia del negocio, siendo por tanto, un caso claro de subcontratación para aumentar por sobreexplotación del personal la rentabilidad económica.

¿Como rentabiliza el sector la subcontratación?

Por medio de la reducción de costes antes mencionadas, que se agudizan en el sector:

- Laborales. Convenios de sector en condiciones mucho peores que los convenios de la empresa principal o incluso convenios de empresa en la contrata o subcontrata, por debajo de los del sector de referencia, fruto de una nula o débil RLT, con una gran presión a los profesionales que se ven amenazados con vetos, para ejercer su profesión, por las escasas opciones de trabajo que se suelen reducir a dos operadoras. Aquí la fragmentación de las plantillas juega a favor de los intereses empresariales y dificulta la necesaria acción colectiva en el sector.

- Sociales. Los bajos salarios repercuten en menores cotizaciones, y los fraudulentos sistemas de baremación de los trabajos, y un nulo control del registro horario de jornada, provocan la retribución fraudulenta de horas extra, que cuando se pagan, se hace por un valor fuera de convenio, y sin declarar las cotizaciones pertinentes, lo que supone más ahorro de costes y mas fraude social, situación de la que los trabajadores son prisioneros por una Representación de los trabajadores, dispersa, fragmentada, y en ocasiones, intervenida por la empresa, con cargos de su confianza puestos a dedo.

- Seguridad. Es palpable, que los accidentes especialmente graves en el sector, con miles de trabajadores en la carretera todos los días, con trabajos en altura y otros riesgos, siempre se producen a partir del segundo nivel de subcontratación, siendo raros porcentualmente en el personal de las operadoras, escasos en las subcontratas con una RLT efectiva, y tristemente habituales en subcontratas sin RLT y falsas cooperativas.

Esta falta de igualdad produce situaciones humillantes, de profesionales que concurren en un mismo trabajo, a realizar el mismo trabajo pero con unas condiciones de trabajo, laborales, sociales y de seguridad, abismales entre si, llegando al caso de decretar las operadoras, medidas de seguridad aplicables a su propio personal pero no al subcontratado, actitud que es replicada por las contratas con sus respectivas subcontratas, dándose a diario el caso de trabajos que son paralizados por seguridad en una contrata, que se derivan a subcontratas para evitar adoptar medidas de seguridad. En este apartado se produce tanto un ahorro de coste como de imagen.

 

¿Qué se puede hacer para solucionar esto?

Es evidente que la lucha empresa a empresa y como sector ha dado sus frutos y hoy tenemos un sector con mejores condiciones que antes de la lucha del 2015. Pero también está claro que estas luchas parciales, que hay que seguir haciendo, tienen muchos límites como demuestra el logro de la desaparición del falso autónomo, que se consiguió en las movilizaciones de la “marea azul” en 2015, (es decir, en la cadena de subcontratación de Telefónica) pero aún no se ha extrapolado al resto de Operadoras o el hecho de haber logrado sobre el papel que las empresas se comprometieran a limitar la subcontratación pero que como sector hemos sido incapaces de hacer cumplir en la práctica viendo como cada vez más se despide personal propio de la contrata para subcontratar sus tareas.

Pero lo que realmente puede solucionar la explotación que sufrimos los y las trabajadoras de las subcontratas es impedir por ley que exista la subcontratación generalizada o al menos que si esta sigue existiendo, sea bajo la máxima de : “A IGUAL TRABAJO, IGUAL SALARIO“ es decir que los y las trabajadoras que trabajen en una subcontrata tengan las mismas condiciones laborales que los de la empresa principal para la que trabajan.

Si las condiciones laborales de los trabajadores subcontratados se equiparasen por ley con los de la contratista, la subcontratación perdería su atractivo de reducción de costes, y se limitaría a los casos de verdadera especialización.

¿Qué hay que cambiar?

Tenemos que hacer que el gobierno y parlamento cambien la legislación actual que permite desde hace años este atropello que significa la subcontratación. Hay que reformar la legislación y que el Estatuto de los trabajadores y de las trabajadoras impida la subcontratación generalizada o al menos que el estatuto obligue a las empresas subcontratistas a tener las mismas condiciones laborales y económicas que la empresa principal para la que ofrecen sus servicios.

También hay que impedir que como ocurre hoy pueda haber un convenio de empresa por debajo de las condiciones de un convenio de sector.

Estos cambios legales son posibles y sobre los mismos hay una mesa de diálogo social en la que participan CCOO, UGT, Gobierno y patronal, que está parada desde febrero pero que más pronto que tarde se reactivará y de la cual saldrá la nueva regulación de la subcontratación.

 

Exijamos una reforma que acabe con la subcontratación: A igual trabajo igual salario.

Lo que vaya a negociarse en esa mesa de diálogo y en qué sentido se legisle, si a favor de la patronal o a favor de los trabajadores depende fundamentalmente de la capacidad que tengamos de hacernos oír, de hacer ruido en los centros de trabajo, en las calles, en los medios de comunicación, en las redes sociales, ante los partidos políticos para que se posiciones a favor de esta reforma. Tenemos que crear una marea social a favor de la eliminación de la subcontratación generalizada para lograr al menos que se cumpla la máxima de a igual trabajo igual salario.

Nuestra opinión desde la Coordinadora Estatal es que debemos dar comienzo a una campaña para hacernos ver, y hacer fuerza para con los que defiendan nuestros intereses en la mesa de negociación que se va a reabrir en breve, y en la que no tenemos ni voz ni voto como sector. En prensa aparecen plazos de apertura de dicha mesa antes de final de este año, y eso nos impone premura y rapidez en la organización de una respuesta social para influir en ella.

Por este motivo, acordamos comenzar la campaña y lanzamos la invitación a la coordinación de esfuerzos e iniciativas para conseguir marcar la agenda de dicha mesa, concienciar y movilizar a tantos sectores y tantas compañeras y compañeros en la defensa de los intereses que como trabajadoras y trabajadores tenemos.

Por supuesto, esto no es solamente una cuestión que afecte a nuestro sector, sino que es algo transversal que afecta a la globalidad del mercado laboral en nuestro entorno. En todos los sectores la subcontratación cada vez es más generalizada y en todos los casos en condiciones de explotación. Es una explotación que una vez más se ceba aun más en las mujeres, Teleoperadoras, limpieza, las Kelys…….

Por nuestra cuenta comenzaremos lanzando campaña propia de sector, con propaganda y simbología propias, pero con el ánimo de promover encuentros y coordinaciones con todo tipo de entidades susceptibles de ayudarnos y ser beneficiarias de un cambio legislativo en esta línea. Pensamos en hostelería, Las Kelys, diversas Mareas, como la Sanitaria, donde la subcontratación tiene gran presencia, La marea Pensionista, sectores industriales enteros, transportes, etc. Hay mucho campo por recorrer y muchos motivos para sumarse.

Teniendo en cuenta la actual situación sanitaria, y los plazos que se nos presentan, la campaña ha de centrarse inicialmente, en mediatizar y visibilizar nuestra problemática, a nivel de presencia mediática en medios TV, Radio, redes sociales, etc... Reuniones con partidos políticos que negocian apoyar presupuestos estatales serán necesarias también.

Una vez hecho el primer despliegue mediático, planteamos un calendario de acciones presenciales, modestas de momento por la situación, pero que necesariamente han de ir en aumento hasta poder realizar alguna acción o manifestación con notable visibilidad.

La reivindicación principal es que se prohíba la subcontratación, o en su defecto, que se obligue a pagar y mantener las mimas condiciones laborales y salariales que en la empresa matriz, la que origina la cadena de subcontratación.

 

EL MOMENTO Y LA OPORTUNIDAD SON AHORA. NO LA DESAPROVECHEMOS.

TODAS SALDREMOS BENEFICIADAS DE UNA LUCHA ASÍ.

 

 

Coordinadora Estatal de Contratas y subcontratas del Sector de las Telecomunicaciones.

 

martes, 20 de octubre de 2020

CELEBRADAS ELECCIONES SINDICALES EN ITETE BARCELONA. Candidaturas obreras ganan a la de la empresa.

Recientemente se han celebrado elecciones sindicales en ITETE Barcelona. El resultado de la votación ha sido el siguiente:


I+M: 42 votos: 26 CGT, 10 CoBas, 6 CCOO.

Oficinas: 7 CCOO, 2 nulos y 9 abstenciones (la empresa maniobró para no aceptar la candidatura de Cobas ahí, y la gente se abstuvo de votar)


Por tanto el comité de cinco delegados queda de la siguiente forma: 2 CGT, 1 CoBas, 2 CCOO. 

Total: 3 de candidaturas obreras CGT + Cobas.

 2 de la empresa por CCOO.


Hay que destacar varias cosas. 

La primera es que la plantilla de I+M ha votado mayoritariamente a candidaturas relacionadas con la Marea Azul y la huelga de 2015, CGT y CoBas. CCOO ha obtenido en ese departamento solo 6 votos, contra 36 de las otras candidaturas.

La segunda es que en oficinas la empresa se presentó bajo las siglas de CCOO, comandadas por un encargado de allí sobrada y tristemente conocido. Ganó la abstención en oficinas con 9 votos, seguida por CCOO-empresa, con 7 votos, y dos votos nulos que nos imaginamos qué tipo de mensaje llevaría la papeleta en un departamento donde las maniobras empresariales impidieron la presentación de otra candidatura de CoBas.

Desde TeleAfonica.net felicitamos a las candidaturas ganadoras, CGT y CoBas, a la vez que lamentamos una vez más la cobertura que se les da desde CCOO a candidaturas abiertamente pro-empresa. Esperamos que los compañeros elegidos colaboren activamente en la lucha contra la subcontratación y por la mejora sustancial de las condiciones de trabajo en todo el Sector.


Salud y lucha.



lunes, 5 de octubre de 2020

ACUERDOS REUNIÓN MULTICONFERENCIA SINDICAL DEL SECTOR

Participan: Comfica Bizkaia, Elecnor Navarra, Ezentis Fuerteventura, Cotronic Barcelona, Elecnor Álava, Elecnor Guipúzcoa, Elecnor Barcelona, Ezentis Lanzarote, Ezentis Las Palmas, Ezentis Gran Canaria, Elecnor Bizkaia, Ezentis Cádiz, Comfica Barcelona, Itete Barcelona, Telefónica Bizkaia y Telefónica Barcelona. 
Por  organizaciones, están presentes personas delegadas de ESK, ELA, LAB, CGT, Cobas, UGT, CCOO, EC.

Tema 1: La ratio 70/30 (Contratas/subcontratas)

No se cumple ni hay forma de hacerlo cumplir por las vías legales. Es una ratio a nivel estatal, por tanto, si la colaboración del comité intercentros de Telefónica (CCOO y UGT son mayoría) no hay forma de demostrar que estatalmente se incumple. Las iniciativas provinciales quedan todas en saco roto por este motivo. Para colmo, planta Externa nunca ha sido computada a efectos de subcontratación, cuando la realidad es que está casi en su totalidad subcontratada.

No hay presión en la calle, solo alguna huelga parcial, que no  vemos forma de extender y hacerla general. 

La conclusión es que una medida que nos puede unificar a todo el mundo, contratas, subcontratas y directos, puede ser lanzar la campaña mediática, de movilización en la calle y de presión al "gobierno más progresista de la historia", para que desentierren las medidas antisubcontratación que tenían previstas y presionarles para que sean medidas que nos sirvan para prohibir la subcontratación. Hay que presionar al gobierno, porque ni ha derogado la reforma laboral, ni ha retirado la ley mordaza, y ha enterrado en un cajón la ley antisubcontratación. En lo que nos atañe, vamos a intentar por todos los medios que la ley para prohibir la subcontratación la tengan que resucitar.

Todos los presenten valoran positivamente esta propuesta y se decide adoptar como acuerdo principal de la multiconferencia.

Tema 2: Accidentabilidad, PRL y CCSS de Telefónica.

Valoramos que dicho CCSS es un  foro que actúa al dictado de Telefónica, y que nos ha pisoteado gran parte del trabajo que hemos hecho durante estos años a la hora de conseguir que la plataforma elevadora fuese el medio prioritario para operar en altura. Después de la  modificación fruto del acuerdo de hace un año en el CCSS, tenemos que dicha priorización queda muy relativizada y a la hora de la verdad las empresas pueden seguir imponiendo el uso de escaleras otra vea. Por muy trípodes con línea de vida que sean. Continúan produciéndose accidentes mortales clásicos y además esta escalera presenta otras peligrosidades añadidas aún no resueltas.
 
Acordamos lanzar una campaña de información y denuncia públicas contra el acuerdo del CCSS, así como estudiar la posibilidad de denunciar en los juzgados dicho acuerdo.

Tema 3: Exigencias de rendimiento

El posicionamiento es unánime: rechazamos cualquier método de pago por puntos. Seguiremos denunciando cualquier despido que nos quieran colar por baja productividad.

Quedan pendientes de realizar: comunicado sobre PRL CCSS, Resumen de la reunión (ésta) y nos emplazamos al nuevo grupo de watsap para coordinar el inicio de la campaña antisubcontratación.