viernes, 13 de septiembre de 2019

LAS EMPRESAS DE CONTRATAS SE REORGANIZAN.

Este verano nos hemos encontrado con mucho movimiento en las contratas de Telefónica. El 24 de julio, Cotronic anunciaba a sus trabajadores que el grupo Sielte había vendido su participación en la empresa a COBRA, con el beneplácito de Telefónica.

Pocos días después, el 5 de agosto, se publicó en prensa que Ezentis, a través de su filial Excellence Field Factory, había adquirido la rama de actividad de Liteyca que integra la cesión de contratos con Telefónica en las provincias de Madrid, León, Ávila, Salamanca, Zamora y Las Palmas. La operación icluye la cesión del personal, los activos fijos productivos y los contratos de arrendamiento de locales y flota asignados a dichas provincias.

Recordemos que Ezentis, el nuevo nombre que adoptó Avanzit (antigua Radiotrónica) en 2010 porque "quería romper con la imagen del pasado", en 2012 decidió abandonar el negocio de las telecomunicaciones en España e irse a "hacer las Américas" tras anunciar el despido colectivo de nada más y nada menos que 180 personas. La durísima e histórica lucha contra ese ERE, terminó obligando a la dirección a subrogar a la plantilla. Además, de querer deshacerse del personal, Ezentis realizó una quita del 30% a autónomos y subcontratas. Parece que Ezentis quiere hacerse fuerte otra vez después del destrozo que hizo, ya que en mayo de 2018 compró EFF (Abentel) a Ericsson.

No acabó ahí la cosa, pocos días después se anunció que Comfica había comprado la parte de Liteyca de las provincias de La Coruña, Lugo, Orense, Pontevedra, Cantabria y Barcelona.

Todo esto huele muy mal y nos hace pensar en lo peor. En cada compra y venta de una contrata aprovechan para despedir a trabajadores. Ya ha habido diversos despidos en Cotronic desde la fecha de la compra por parte de COBRA. Con estos movimientos de compra de empresas, las contratas pueden despedir por causas organizativas y dejar en la calle a trabajadores con 20 días por año trabajado. De hecho, los tribunales suelen admitir como causa organizativa, incluso la sustitución de mano de obra propia por la subcontratación de actividades para la cobertura de las mismas funciones (2). Además, hay que tener en cuenta que hay muchos contratos por obra y servicio o por meses.

Estos despidos, objetivos según la ley, son completamente ilegítimos e inadmisibles y debemos luchar contra ellos tanto en los centros de trabajo, para impedirlos cuando se producen como en las calles, para derogar esas leyes. Ya que este sistema económico nos impide decidir sobre las decisiones empresariales que se toman a nivel de dirección, aunque estas tengan un impacto contundente en nuestras vidas, por lo menos debemos hacer frente a las brutales agresiones en las que se traducen esas decisiones. No debemos permitir ni un solo despido, ni la más mínima pérdida de derechos.

No podemos olvidar que estos tejemanejes entre contratas solo tienen un objetivo, y no es la organización más eficiente del trabajo, sino que los directivos de las grandes empresas se llenen los bolsillos a costa de nuestro trabajo. Los expolios legales de los directivos son el pan de cada día. Los ejemplos son escandalosos: en 2012 Javier Tallada, directivo de Ezentis se llevó 740.000 euros tras hundir a la empresa en bolsa; uno de los accionistas mayoritarios de Ezentis es la SICAV de la familia de Alierta, Lierde, etc. Las SICAV, por cierto, es el instrumento preferido por las grandes fortunas para administrar su patrimonio ya que solo tribuntan el 1% en el impuesto de sociedades, o sea, que es un instrumento perfecto (junto con muchos otros, como las fundaciones) para que las grandes fortunas apenas paguen impuestos.

En definitiva, las contratas mueven ficha, toman posiciones y nosotros mirando. Mientras tanto, la proposición de ley sobre la modificación de las condiciones de trabajo de los subcontratados ha quedado olvidada en algún cajón por la desmovilización del sector. Lo único que esas mesas paritarias entre CCOO y UGT y la patronal consiguieron en 2015 ha sido adormecernos con la ilusión de que alguien que puede mejorar nuestras condiciones. Pero la evidencia es que nadie lo ha hecho, ni lo va a hacer. Lo único que hemos ganado, lo hemos ganado con movilización y sin movilización no haremos más que perder terreno. Las contratas se reorganizan y eso debe alertarnos y prepararnos para reaccionar este otoño. 

ELECNOR TELECOMUNICACIONES ARABA EN HUELGA

Los representantes de los trabajadores de la empresa subcontrata de TELEFÓNICA, llaman a la huelga a los y las trabajadoras de la empresa para los días 13 y 20 de septiembre, de cara a abrir un proceso de negociación real con la empresa.


ELECNOR TELECOMUNICACIONES es una empresa que trabaja exclusivamente para TELEFONICA en la instalación de líneas, tanto a domicilio como para empresas, acondicionamiento y reparación de líneas, etc. Durante años, la empresa ha estado incumpliendo la ley en apartados tan básicos como las horas extra, pues se obliga a trabajadores a trabajar fines de semana y festivos sin contarlos como guardias y pagándoles dependiendo del número de instalaciones realizadas. Incluso les prohíbe recoger dichas horas como horas extra para pagar por debajo de lo recogido en convenio, además de cometer así fraude ante la Seguridad Social. Y para ello se aprovecha de la situación de vulnerabilidad que tienen las  los trabajadores eventuales, a sabiendas qde que si no lo aceptan corren el riesgo de ser despedidos.

Además, la empresa incumple dos resoluciones de Inspección de Trabajo respecto a seguridad y salud laboral, realizando parches y evitando tomar acciones reales que aseguren unas mínimas condiciones aceptables de trabajo de la plantilla. Por ejemplo, las mujeres tienen que ir cambiadas de casa porque no hay vestuario para ellas.

A todo esto hay que sumar la discriminación que sufren en cuanto a condiciones laborales respecto a sus compañeros de otros territorios como Gipuzkoa y Bizkaia, y la nula voluntad de la empresa para abordar dichos problemas y crear una mesa de negociación real. Por todo ello, la representación de la plantilla, compuesta por LAB y ELA han puesto en marcha una dinámica de movilizaciones para forzar a la empresa a sentarse en la mesa. La movilización y la activación de la plantilla y del conjunto de la sociedad son la única forma de confrontar contra una patronal insaciable que no está dispuesta a repartir la riqueza generada en este país gracias a sus trabajadores y trabajadoras.

Este viernes, día 13 de septiembre, se están llevando a acabo sendas movilizaciones en frente de la planta que ELECNOR tiene en Vitora-Gasteiz (calle Zubarri, 4) desde las 8:00 donde se celebra una asamblea, y  una concentración en frente del edificio de la Telefónica a las 11:00 a la cual la plantilla hace un llamamiento a toda la ciudadanía a participar.

miércoles, 4 de septiembre de 2019

CAMPAÑA DE DENUNCIAS CONTRA LA ESCALERA "AUTOSOPORTADA"

Representantes sindicales y de comités de empresa nos hacen llegar una información que estimamos muy interesante y de enorme importancia de cara a la seguridad en el trabajo en nuestro sector.


El comité de Seguridad y Salud de Telefónica está considerando como AUTOSOPORTADAS, las escaleras con bípode. Esta nomenclatura es interesada y falsa, ya que dichas escaleras, para ser autosoportadas, se precisa anclaje extra a un punto estable y seguro distinto de la escalera, dado que sin este anclaje si el poste se venciera, podría caer sobre un bipode provocando el accidente del trabajador. El tema es que si consiguen que la gente crea que son autosoportadas mandarán a la gente a los postes H con esas escaleras.

Por eso es importante denunciarlo y pararlo.

Las escaleras no son autosoportadas pero con el bípode, tampoco. Es fundamental comprender esto. Pero además hay otra cuestión que también tiene su relevancia: las escaleras pasan revisión cada 6 meses mientras que los bipodes no lo hacen, y eso es muy peligroso, por tema de freno, zapatas, desviaciones, etc . Y eso es un peligro muy real también.

Esto es un nuevo intento de dejar sin efecto la resolución de Inspección que dicta que nadie tiene que subir a doble escalera, pues lo que impera es la plataforma elevadora PEMP. Sólo en el caso de no poder efectuar el trabajo con PEMP y explicando el porqué ,se utilizará doble escalera y dos personas.
Ahora, con la falsa denominación del bípode como Escalera Autosoportada, pretenderán que renunciemos a nuestra seguridad. No podemos permitirlo.
 
Es muy grave, además, que sean representantes de UGT en Telefónica quienes den el visto bueno a dicha denominación, induciendo a engaño a la gente.

De la misma forma, tenemos que combatir ciertas actitudes entre las plantillas, que no se plantan firmemente ante lo que es un hecho que pone en riesgo nuestra seguridad.  Y no se hace, por miedo a exigir algo que es nuestra seguridad, miedo a represalias, a ser señalado como un quejica, a caer mal a los caciques, a que te cambien de zona, a que te quiten alguna guardia y cobres menos, a que te despidan y quedarte sin trabajo.

Los sindicalistas de a pie, denunciando todo lo denunciable en inspección, denuncias que tardan la de Dios en llamarte, comunicados a la empresa que se los pasan por el forro. Seguiremos denunciando, no tengamos ninguna duda, (de hecho, se va a denunciar en todas las provincias que podamos, actualmente está denunciado en Bizkaia, Barcelona y Cádiz), pero tengamos claro que mientras no tengamos la fuerza de hacer otra huelga de todas las plantillas a la vez y poner el sector patas arriba, nos seguirán atacando a diario y comiéndonos el terrenos que ganamos con la lucha.
 
Os dejamos el modelo de texto para la denuncia ante Inspección.