martes, 1 de agosto de 2017

COBRA impone medidas regresivas ante la pasividad de quienes firmaron el pacto de desconvocatoria de huelga


Como venimos denunciando desde noviembre pasado, el grupo COBRA inició en 2016 un proceso “de negociaciones” para lograr que los representantes de los trabajadores aceptasen lo que llaman de forma bochornosa un “acuerdo de mejoras”. Un acuerdo que empeora sustancialmente las condiciones de sus trabajadores y que permite a COBRA mofarse del pacto que CCOO y UGT firmaron con la patronal para desconvocar la huelga del 2015: exigencia de producción mínima, señalizaciones obligatorias, ni plus de transporte ni dietas, obligación de hacer horas extras no remuneradas, precio de las guardias por debajo de lo pactado, comienzo de la jornada laboral al llegar al domicilio del primer cliente... etc, una verdadera joya de acuerdo, claramente por debajo, ya no de los acuerdos de fin de huelga de 2015, sino de los convenios del Metal.

Ahora, tras la negativa de la patronal a bloquear, desde la mesa paritaria, la imposición del artículo 41 en Cobra Ciudad Real, la tibia respuesta de UGT ha sido publicar un comunicado de denuncia de la situación, al que CCOO ha tenido la desfachatez de no querer ni siquiera sumarse. UGT, que al principio bendijo también este acuerdo de empeoramiento, parece haber rectificado o estar en proceso de discusión sobre el mismo, cosa que no vemos ni por asomo en CCOO, empecinada en imponer a los delegados de su sindicato en los comités de empresa de Cobra la línea de la Federación. Es decir, las presiones no han venido solamente por parte de la empresa, sino que los liberados y las federaciones de CCOO han presionado también para que los sindicalistas críticos terminasen firmando, como en Barcelona, o para desacreditarlos, debido a que no piensan firmar, como en el caso de Huelva. Allí donde Cobra no ha conseguido imponer su texto mediante amenazas, lo está intentando la Federación del Metal de CCOO.

En definitiva, si CCOO y UGT pactaron en la paritaria unas condiciones laborales mínimas para que los trabajadores abandonásemos la huelga y volviéramos a generar beneficios millonarios a Telefónica y sus contratas, no es admisible que ahora esas mismas federaciones le “facilitan” a COBRA que negocie condiciones a la baja.

El “acuerdo” de COBRA está poniendo de manifiesto que sin movilización en los centros de trabajo, de poco van a servir los acuerdos de la paritaria. Hoy es COBRA, mañana serán otras contratas. Los acuerdos sirvieron para desconvocar la huelga, si no se cumplen, habrá que trabajar seriamente para volver a movilizar a todo el sector.

1 comentario:

  1. Están obligando a firmarr a la gente una hoja de horas supuestamente trabajadas de 7'5 diarias

    ResponderEliminar

Hemos vuelto a activar la inserción de comentarios. Os rogamos que hagáis un uso respetuoso y responsable de esta opción. La libertad de expresión es sagrada para nosotr@s, no la jodamos.