viernes, 30 de junio de 2017

LA SEGURIDAD, SEGÚN TELEFÓNICA Y LA PATRONAL (Y CCOO-UGT de TELEFÓNICA)


El pasado 26 de Abril, tuvo lugar la autodenominada "II Jornada TELEFONICA-ADEMI para la Prevención de Riesgos Laborales". Parece ser que el año pasado hubo otra, la primera, se deduce. Y también se deduce que nunca antes de la huelga de 2015 se había celebrado nada que se le pareciese. Necesidad de propaganda, parece ser...

Bien, queremos hacer una crítica al encuentro este, empezando por lo más grueso. 

¿Cómo es posible que una jornada que pretende ser un "referente" (según sus propias palabras) en materia de Prevención de Riesgos Laborales, ni siquiera mencione las exigencias de Productividad como una de las principales causas de accidentes, si no la mayor? De un total de cinco ponencias presentadas, NINGUNA hace la más MÍNIMA REFERENCIA a los baremos (ni a sus bajadas periódicas), ni a los constantes despidos por baja productividad, ni a los bajos salarios del sector, ni a nada que se le parezca. 

Dice el documento que comienza la jornada con el "difícil reto de superar el éxito de la jornada anterior". No sabemos qué entenderán por "éxito", pero lo que está claro es que no se puede comprender que una jornada de Prevención comience con esa autocomplacencia, cuando de todos es sabido que 2016 ha sido un año nefasto para la Seguridad en el Trabajo en nuestro Sector. Varios accidentes mortales y múltiples graves así lo avalan. Sólo desde una perspectiva propagandística se entiende semejante inicio de informe. 

Valoramos positivamente el nivel de la representación empresarial, con altos cargos directivos, tanto de Telefónica como de ADEMI, además de otras empresas del Sector. Pero claro, con la sorprendentemente silenciosa representación sindical invitada (CCOO y UGT de Telefónica), que no dice ni pío, avalando así la deleznable línea patronal de separar accidentabilidad de productividad, la jornada se convierte en un acto de autoafirmación empresarial.

Respecto a esa representación sindical, un par de cuestiones. La primera es que, por decencia, deberían haber invitado a representantes de los comités de empresas de contratas y subcontratas, con trabajadores del Sector. Haber llevado allí a liberados sindicales que procuran mantener la separación sindical entre Telefónica y las Contratas, no ayuda a dar una visión acertada de la realidad laboral. La segunda es que hay que recordar que en Telefónica, CCOO y UGT no sólo están por la labor de reducir paulatinamente la plantilla fija y sustituirla por contratas y subcontratas, sino que incluso ponen palos en las ruedas a la labor sindical en favor de estos últimos cuando se niegan a recopilar y proporcionar los datos de subcontratación que Telefónica aporta trimestral y provincialmente. Esos datos son básicos para poder hacer cumplir el punto de 70% plantilla propia, 30% subcontratación. Sin ese dato, ese punto del acuerdo es papel mojado y no podemos consentir que CCOO y UGT de Telefónica sean cómplices de ese encubrimiento. 

Resulta asimismo curioso que un encuentro de este tipo tenga "patrocinadores". Numerosas empresas fabricantes de equipos, máquinas y artilugios anti-accidentes promueven jornadas de este tipo, difundiendo la idea de que la prevención, finalmente, es cuestión principalmente de dotarse de aparatos tecnológicamente avanzados (y carísimos, suponemos). El círculo es redondo. Unos quedan bien, y otros venden aparatos. Estas cosas quedan la mar de bien que aparezcan en un simposio-feriado de este tipo, cuando en la realidad no vemos una cesta-grúa más que en los manuales. Sobra decir que ninguna de estas empresas, se refiere tampoco a la productividad (trabajo a destajo unido a sueldo mínimo) como un factor de riesgo de primer orden en la accidentabilidad.

Finalizaríamos este comentario diciendo que algunos de los directivos allí presentes, que ya se han desvinculado o prejubilado de Telefónica, ahora trabajan como directivos en empresas de Contrata. Un caso flagrante de puertas giratorias y un claro ejemplo de que Telefónica-Contratas es un holding, una entente, un todo. Cosa que, lamentablemente, se cuidan mucho de que no lo seamos también sindical y laboralmente.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hemos vuelto a activar la inserción de comentarios. Os rogamos que hagáis un uso respetuoso y responsable de esta opción. La libertad de expresión es sagrada para nosotr@s, no la jodamos.