miércoles, 11 de enero de 2017

LA PATRONAL SIGUE ALIMENTANDO A SU SINDICALISMO


Recientemente, el presidente del Comité de Empresa de Comfica-Barcelona ha comunicado a sus ya ex compañeros, que CCOO lo ha liberado del trabajo para que pueda dedicarse por completo a sus labores sindicales.

Pues bien, otro de tantos. No es nuevo, ya conocíamos algunos casos pero éste, por cercanía y porque ya hace tiempo que nos conocemos todos, es un caso que merece especial atención. Afirma en un email a sus ex compañeros que seguirá defendiendo sus intereses pero la experiencia demuestra que en cuanto un trabajador se libera y se aleja del “tajo” y de sus compañeros, deja de experimentar en primera persona la hiperexplotación y empieza a alinearse con los intereses de nuevos “compañeros”, la burocracia sindical. Estaría muy bien que explicase qué ganan sus compañeros y qué ganamos el resto de mortales del sector con su liberación.



Lo más indignante es que su liberación se produce después de "varias reuniones entre la Dirección de Comfica y la Federación de CCOO". Alucinante. Ya tienen a otro individuo liberado que no trabaja más, que pasará a aceptar todo lo que su sindicato diga aunque sea una tropelía, que no sufrirá las consecuencias de los malos acuerdos que se puedan firmar con las patronales.

Como decíamos no es nada nuevo, otro caso reciente, aunque algo distinto y con otros condicionantes negativos para esta persona, es el caso de un delegado de CCOO de Dominion Girona que pasó a depender del sindicato. Con cada delegado que los sindicatos liberan, un trabajador deja de serlo y pasa a depender del sindicato, con lo que su espíritu crítico con su organización se ve de repente mermado.

Estas liberaciones del trabajo nos recuerda las manifestaciones del presidente de la Patronal, Joan Rosell, sobre cómo debe ser el sindicalismo. Según Rosell, "hay que dar espacio y ayudarles", porque quieren que sean "fuertes y potentes". De lo contrario, "nos convertimos en asamblearios y, así, no se llega a ninguna parte (…) no podemos quedarnos sin interlocutores fiables y preparados".
http://www.lavanguardia.com/economia/20150527/54431482509/rosell-pide-proteger-sindicatos-asamblearios.html)

Dichas declaraciones, que fueron hechas en plena huelga, en 2015, venían como anillo al dedo para ilustrar las razones que mueven a las empresas a cuidar a sus sindicatos. Si no hay sindicatos, hay movimientos asamblearios, que son ingobernables e insobornables.

Dice el refrán que "Roma no paga traidores". Pues es verdad, no paga, pero aquí Roma está invirtiendo mientras se consuma la operación contra el movimiento asambleario, que es lo que le preocupa. Una vez desarticulado, si lo consiguiesen, veríamos qué pasa con todos los liberados y estructuras sindicales que alimentan. Sin la huelga de 2015, Rosell no hubiera visto la necesidad de mantenerlos. Que no lo olviden.










2 comentarios:

  1. Opinar es gratis pero sin saber no cuenta, esta persona nos ha ayudado a más de uno y a día de hoy vuestro compañero de cgt en comfica parece que se le ha comido la lengua un gato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja ya te digo se metó en el sindicato para q no lo hecharan A el y a sus colejas eso se llama CaGaTe que diga cgt.....no lo conozco mucho pero es lo q dicen sus compañeros que algo sabrán.Mi opinión nO hay sindicatos si no personas que te defiendan y el único Q parece hace algo es el carpio en comfica en las próximas eleciones m presentto jo

      Eliminar

Hemos vuelto a activar la inserción de comentarios. Os rogamos que hagáis un uso respetuoso y responsable de esta opción. La libertad de expresión es sagrada para nosotr@s, no la jodamos.