martes, 1 de diciembre de 2015

PUBLICAMOS LA PROPUESTA DE CCOO Y UGT A LOS COMITÉS DE HUELGA

A continuación, publicamos la propuesta que a mediados de Octubre de 2015 nos hicieron llegar CCOO y UGT a los Comités de Huelga, con la (según ellos) idea de desbloquear la mesa paritaria y así defender los acuerdos del 5 de Mayo.

En el próximo post, publicaremos la respuesta de los Comités de Huelga a dicha propuesta. De momento, ahí va la propuesta inicial de los sindicatos presentes en la mesa paritaria.


------------------------------------------------

Las Organizaciones firmantes de este documento lo hacen desde el convencimiento común que la solución al deterioro del sector del montaje y mantenimiento de líneas de telecomunicación sólo será posible con la unificación de los mismos objetivos finales, desde la legítima defensa que cada una de las organizaciones individualmente han ido desarrollando durante los últimos años.

En este sentido, cabe destacar que el acuerdo alcanzado el pasado 5 de mayo, entre la patronal y CCOO de Industria y MCA UGT es el instrumento principal que debe ser desarrollado y potenciado por todos los agentes sociales del sector, en aras de poder acometer una regulación en profundidad de los elementos que inciden directamente en la calidad de la ocupación, en las justas condiciones de trabajo y en la salud y seguridad de los Trabajadores/as.

En este sentido, todas las organizaciones aquí representadas, convienen en apuntar como materias a desarrollar por los sindicatos que ostentan la representatividad en la mesa de negociación estatal las siguientes: 

Empleo en el sector

  • Abogamos por un empleo de calidad que facilite a los trabajadores y trabajadoras del sector tener unas condiciones contractuales dignas que permitan el desarrollo personal y vital de los mismos. Así, defendemos que las plantillas estructurales que hasta la fecha han dado un servicio de calidad en el sector no se vean mermadas, y que para ello se acuerde que las mismas son las relacionadas sectorialmente, en todas sus modalidades contractuales, con las existentes a la firma del acuerdo de desconvocatoria de huelga del pasado 5 de mayo.
  • Por otro lado, la evolución de las condiciones de trabajo del sector, lamentablemente, se han visto deterioradas por las políticas de subcontratación que las empresas contratistas han llevado a cabo en connivencia con la principal. Ello nos lleva al convencimiento que debe existir un mecanismo automático que permita el paso de las subcontratas a la contrata principal; y en último término, que los trabajadores/as que tienen una relación mercantil con las contratas, muchas veces en fraude, puedan tener también la oportunidad de optar a un trabajo de calidad en la misma contrata. Es por ello que creemos firmemente que el trabajo de la comisión de subcontratación es indispensable para poder preservar y potenciar el empleo de calidad.
  • Es un objetivo muy meditado el buscar un acuerdo en el que se prohíban subcontratar actividades que sean el corazón de la ocupación, e intentar que sólo se puedan subcontratar actividades relacionadas con la obra civil.

Condiciones de trabajo

  • Las diferentes modificaciones a la baja del Contrato Bucle junto con las innumerables actuaciones de las empresas contratistas al amparo de la reforma laboral (legal e ilegalmente), han allanado el camino a la desregulación total de las condiciones de trabajo del sector. La jornada entendida como un instrumento de rentabilidad al servicio de los márgenes de las empresa, y utilizada para mayorar los míseros salarios pactados contractualmente mientras se traspasan a ella las ineficiencias de la planificación de la producción por parte de las contratas; los salarios, entendidos como un variable controlado en exclusividad por las empresas, y que en vez de ser un elemento de cohesión sectorial y social, se han convertido en un arma de control de las justas reclamaciones de los trabajadores/as. El placebo de unos años atrás, donde tanto las tareas como las retribuciones puntuadas eran un escenario muy apetitoso, se ha destapado en la verdadera trampa que siempre fue; la seguridad y la salud, entendida por las empresas como un estorbo a la productividad, y que han sabido eliminarla del debate al relacionarla con el coste que esta supone; y los sistemas y métodos de trabajo, arbitrarios y sin control. Lejos quedan las tablas de Telefónica donde un punto era una hora.
  • Es capital hacer avanzar la mesa de productividad del acuerdo estatal. En ella se tratan temas relacionados con la medición imparcial de las tareas; sistemas de sometimiento estatal o regional a estamentos de resolución extrajudicial de conflictos en temas de Organización del Trabajo; adecuación de los sistemas de retribución del rendimiento acordes con los convenios colectivos de referencia y en base a exigencias productivas objetivas.
  • La jornada máxima diaria, semanal y anual de aplicación a todo el sector permite dignificar la actividad y trabajar en aras de la potenciación de la ocupación de calidad. Lo ya avanzado en las jornadas de 8 horas diarias en todos los contratos no debe relajarnos a la hora de perseguir los incumplimientos en esta materia. En relación con la organización del trabajo, también hay que seguir desarrollando la propuesta de trabajo en festivos voluntarios, en fines de semana, y las relacionadas con la guardia y retén. Las posibles propuestas en este sentido deben acomodarse a la realidad que nosotros entendemos, en la cual la jornada es un elemento de libertad individual que permite el desarrollo personal y no un elemento de control en exclusividad empresarial. En este sentido, consideramos que las jornadas extraordinarias deben ser voluntarias, retribuidas en consonancia con esa condición, y que en la máxima de asegurar el servicio debe haber un margen razonable de elección del trabajador/a, tal y como recogen los convenios sectoriales provinciales en su gran mayoría. Para ello, las propuestas que en la mesa de negociación en Madrid se desarrollen en este sentido, por parte de los representantes de los trabajadores/as las tendrán en cuenta estas máximas junto con las referentes al reparto justo, equitativo y en su caso rotativo de las jornadas fuera de la jornada ordinaria establecida, así como un retribución acorde y una compensación en descanso que facilite el reparto del empleo en base al descanso.
  • Respecto a la seguridad y salud en el trabajo, se hace necesario presionar para poner en marcha la comisión de seguridad y salud laboral de la mesa estatal. Temas importantes como el coste y unificación de los EPI’S; el trabajo en modo dual; la racionalización de las normas de la principal; el comité de seguridad y salud laboral intercontratas. En este punto, todos coincidimos con la importancia de contar con técnicos de la principal en esta comisión, y por ello se hace más importante si cabe el desarrollo de esta comisión.
  • En relación con la retribución, el acuerdo de desconvocatoria de la huelga contemplaba la obligación de retribuir a todos los trabajadores/as del sector (en la modalidad contractual que estuvieran y en el nivel de contratación ostentado) en base de los convenios colectivos provinciales de referencia como mínimo. Junto con esta consideración importante, tenemos que manifestar nuestro compromiso con el avance en materias no tratadas aún en la mesa de negociación, como son la retribución de los puntos objetivamente calculados o la distribución de la jornada extraordinaria.

Dimensión aplicativa

  • Hay que seguir trabajando en la fiscalización de lo acordado en la mesa sectorial de desarrollo del acuerdo de Madrid respecto a la aplicación de todo lo pactado a todo el sector: sin excepciones. Si no conseguimos que esto sea una realidad, difícilmente podremos poner en marcha una regulación eficaz del sector.
  • Así, no sólo hay que luchar por la aplicación de las materias de condiciones y económicas, sino que hay que recordar que el acuerdo dignifica la lucha de los trabajadores/as durante los diferentes procesos de movilización, y que en ningún caso se deben tolerar conductas represivas por parte de las empresas con la connivencia de la principal. Todos los firmantes de este documento de principios nos comprometemos a situar este punto como elemento inicial y principal de la negociación, y a darle el carácter de preceptivo a cualquier otra consideración negocial.
Por último, las organizaciones firmantes de este documento, nos comprometemos a la unidad de actuación para defender el desarrollo del acuerdo estatal, y por ello hacemos un llamamiento a los trabajadores/as del sector a nivel estatal para que junto a las organizaciones federales estatales se manifiesten a favor de la lucha consensuada en aras de la defensa del sector y las condiciones de trabajo de los trabajadores/as.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hemos vuelto a activar la inserción de comentarios. Os rogamos que hagáis un uso respetuoso y responsable de esta opción. La libertad de expresión es sagrada para nosotr@s, no la jodamos.